domingo, 27 de abril de 2014

Primeras reflexiones del autor de la novela «Álter ego. Una historia siniestra»

El pasado 23 de abril, Día Internacional del Libro, salió de imprenta mi primera novela, Álter ego. Una historia siniestra. Han sido muchos años de trabajo y dedicación, de sufrir de forma recurrente el «síndrome de la página en blanco», de robarle tiempo a todo y a todos para sentarme a escribir, pero también han sido tiempos de vivir acompañado de las musas, de la sensación burbujeante de escribir sin parar, con la mente a plena ebullición, dando vueltas y vueltas a una historia que empezó como una pequeña semilla plantada en una maceta y que ha terminado dando fruto.

Ahora llega el momento de sacar la novela a la luz, de compartirla con todo el que quiera leerla. Los profesionales de la Editorial Dauro han hecho un gran trabajo: desde la portada sugerente e inquietante de Agata Lech Sobczak, hasta el cariñoso y permanente acompañamiento de mi editora, Mariana Lozano Ortiz, sin olvidar las mejoras aportadas por las revisiones y correcciones de Wenceslao-Carlos Lozano o a la maquetadora, Azucena Enríquez Martín, que además fue la primera persona de Dauro en leer la novela y apostar por ella.

Con la publicación de esta novela se cumple un sueño. Desde muy pequeño he pasado horas y horas leyendo libros, disfrutando plenamente de las historias que me proponían los escritores. Ahora soy yo el que ha conseguido poner una historia en negro sobre blanco. Pero en las doscientas y pico páginas de Álter ego, el lector no solo encontrará una historia, sino también mucho de mí, de mi forma de entender el mundo.

Espero sinceramente que la disfruten.

Con todo mi cariño,

Ignacio Rosales Zábal

No hay comentarios:

Publicar un comentario